Exfoliaciones químicas (peelings)

La exfoliación química es un procedimiento que tiene la finalidad de mejorar la apariencia de la piel renovando sus capas superficiales. A través de la aplicación de soluciones químicas, se provoca que la piel se descascare, eliminándose la piel dañada que es reemplazada por piel nueva.

También recibe los nombres de peeling o dermo-exfoliación.

¿Tiene fines cosméticos o de salud?

Si bien esta técnica se utiliza generalmente por razones estéticas, puede también aplicarse para tratar algunas enfermedades de la piel.Cuando el fin es cosmético, puede aplicarse conjuntamente con un estiramiento facial.

En cuanto a la salud, este procedimiento puede ser indicado para evitar el crecimiento de lesiones precancerosas de la piel. Se aplica en distintas zonas del cuerpo, como el rostro, cuello, tronco, brazos, piernas y manos.

Cuándo se requiere una exfoliación

El peeling puede aplicarse en los siguientes casos:

  • Manchas: para eliminar tonos desiguales en la piel causados por factores hereditarios, por el consumo de ciertos medicamentos, o por la edad.
  • Arrugas: puede reducir arrugas o líneas de expresión alrededor de la boca y de los ojos
  • Cicatrices: se pueden tratar eficazmente, haciéndolas menos visibles.
  • Acné: puede controlarse y verse atenuado.
  • Daño solar: puede tratar las arrugas o cicatrices causadas por una excesiva exposición solar.

¿Qué productos se utilizan?

Las soluciones utilizadas para las exfoliaciones químicas son:

- Alfahidroxiácidos (AHA, por sus siglas en inglés). Son las fórmulas más suaves que producen una exfoliación ligera. Por lo general, no requiere de anestesia porque su aplicación sólo provoca un ligero escozor. Luego de un peeling con AHA, es necesario utilizar protección solar.

- Fenol. Esta solución química produce exfoliaciones más profundas, ya que se trata del producto más fuerte. Se aplica únicamente en el rostro puesto que en el cuello y otras áreas corporales puede causar cicatrices. Se recomienda para pacientes de piel clara. El período de recuperación suele ser prolongado, requiriéndose de varios meses para lograr la curación completa.
Luego de una exfoliación por Fenol, la piel siempre deberá ser protegida del sol, ya que al perder la capacidad de generar pigmentación, se tornará más clara.

- Tricloroacético (TCA, por sus siglas en inglés). Es el método más recomendable para personas de piel oscura. Generalmente, requiere del tratamiento previo con AHA o Retin-A. Comúnmente no se aplica anestesia, ya que el mismo producto químico cumple función anestésica. Sin embargo, para que el paciente pueda lograr una mayor relajación, puede indicarse un sedante.

El efecto de esta exfoliación suele ser menos espectacular y duradero, por lo cual para lograr los resultados esperados, se puede aplicar en varias oportunidades, durante algunos meses.
Se aconseja evitar la exposición solar luego de haberse sometido a este procedimiento.

En todos los casos, las fórmulas y proporciones se ajustan específicamente a cada paciente.

Médicos que lo realizan

Es importante recurrir a un médico que posea la formación y experiencia adecuadas para aplicar estas técnicas. Un dermatólogo es el profesional que podrá evaluar tu caso en particular y asesorarte acerca del procedimiento más conveniente.

Texas New Mexico Arizona Nevada California Florida Illinois New York Massachusetts Colorado New Jersey Oregon Washington Odaho Montana North Dakota South Dakota Wyoming Utah Nebraska Kansas Oklahoma Louisiana Arkansas Misuri Lowa Wisconsin Minnesota Michigan Indiana Ohio Pensilvania Kentucky Tennessee Misisipi Alabama Georgia South carolina North carolina Virginia West Virginia Maine Vermot New Hampshire Connecticut Rhoda Island Maryland Delaware Alaska Hawaii